Todos los tipos de marihuana y sus usos

La marihuana es conocida por tener 3 variaciones distintas en la naturaleza, las cuales son el cannabis sátiva, índica y ruderalis.

Todas tienen un desarrollo físico con efectos totalmente diferentes entre sí. En el mundo del vapeo ambas se pueden utilizar para inhalar su vapor y disfrutar del momento.

Hoy hablaremos un poco acerca de cada una y de cómo se pueden aprovechar al máximo para una mejor experiencia.

Cannabis Ruderalis

Iniciamos con la variante menos conocida por su descubrimiento temprano en los años 20, tiene un origen europeo y no sigue los fotoperiodos para su crecimiento.

No es la mejor opción para los bichos porque esta versión cuenta con un bajo contenido en terpenos además de ser muy resistente.

Tiene un rango de altura que va desde los 45 hasta los 70 cm de alto con hojas pequeñas y poco abundantes.

Desde las 2 semanas se puede apreciar su florecimiento con una extensión de hasta 30 días.

Su uso está más enfocado a los procesos híbridos entre sus 2 variantes por contener un bajo índice de THC y CBD.

La mejor fecha de cosecha es cuando hay más presencia de luz solar porque produce más semillas, prácticamente en verano y primavera.

Otro dato importante es que no puedes trasladar la planta una vez haya crecido lo suficiente, por ese motivo debe usarse un recipiente lo suficientemente grande para su desarrollo.

Cannabis Índica

Seguimos con la marihuana índica, la cual fue descubierta a finales del siglo 18 en el territorio de oriente medio.

A diferencia de la Cannabis Ruderalis, esta cuenta con un periodo de floración mucho mayor que oscila desde las 6 semanas hasta los 3 meses aproximadamente.

Pero su altura es mucho mayor, con un rango mínimo de 1 metro hasta los 2 metros y abundantes hojas anchas y cortas.

Lo malo de esto es que se hace más atractiva para los insectos y hongos, su principal uso se ha visto envuelto en la producción de resina y hachís.

Tiene un olor bastante fuerte por su alto contenido de THC que la hace resaltar mucho más que sus otras hermanas.

Aunque tiene un sabor más agradable, pero sin superar a la próxima planta que vamos a ver.

Su empleo se basa más que todo en las noches por su fuerte efecto en inducir al sueño y los tiempos de cosecha requieren de abundante luz para que floree más rápido.

Cannabis Sátiva

Es el momento de mencionar a la variante más interesante y comercial de los 3 tipos de marihuanas existentes, la Cannabis Sátiva.

Que fue descubierta a mediados del siglo 18 y es proveniente del continente asiático.

Lo más curioso de esta especia es que la podemos conseguir en una variante masculina o femenina, es decir, dioica.

También es la que toma más tiempo el florecer, con un rango que va desde los 3 hasta los 4 meses.

Se cosecha mejor en los climas cálidos, además de ser un factor que determina la supervivencia de la planta.

De igual forma en su etapa más madura es gigantesca, alcanzando los 5 metros de altura con un mínimo de 2 metros, mucho más que las alternativas anteriores.

Se recomienda su consumo en horas del día por su alto contenido en CBD, un componente que incentiva el aumento de la euforia y la energía.

Entonces, ¿se puede vaporizar cualquier tipo de marihuana?

Por supuesto que sí, todas las variantes de marihuana se pueden vaporizar sin problemas.

La diferencia recae en el sabor y el olor que cada una ofrece, también depende de la temperatura que emplees para una, lo que define la experiencia que puedes tener.

Por ejemplo, en el caso de la marihuana índica, lo más óptimo sería consumirla en un rango que vaya desde los 195ºC hasta los 210ºC por su alto CBD.

Y con la sátiva, lo ideal sería desde los 177ºC hasta los 196ºC por su gran contenido en THC que requiere de menos calor para su preparación.