La Marihuana vaporizada y sus múltiples usos

¿Sabás que la marihuana vaporizada sirve para muchas cosas? Básicamente las puedes reutilizar para complementar algo que quieras hacer.

Esto es posible porque después de usar las hierbas, todavía quedan ciertos cannabinoides activos que representan el 30% del THC total conservando sus efectos.

¿Qué debes saber antes de reutilizar la marihuana vaporizada?

Si, ya sabes que la marihuana vaporizada la puedes emplear en ciertas circunstancias que más abajo te voy a mencionar.

Pero hay una serie de condiciones que debes tener en cuenta para entender si vale la pena o no.

Temperatura utilizada: para usar tu hierba nuevamente, esta tuvo que haber sido usada en un rango de calentamiento que haya estado entre los 140ºC y 200ºC. Mientras más alta sea la temperatura, más cannabinoides se perderán.

Color del cannabis: otro factor que te ayudará a determinar si la hierba es reutilizable, cuanto más oscura y crujiente sea, menos efectiva será y no valdrá la pena usarla.

Otras condiciones: como la manera en al que calientas la hierbas, inhalas, y la intensidad de las caladas, recuerda que cuanto más sea en todo, menos efectivas serán para reciclarlas.

Ahora, con esto en cuenta, veamos las distintas formas que tienes para volverles a dar otro uso.

Vapearlas

Si, vapearlas de nuevo es una alternativa, quizás no la más recomendable por su baja calidad en el sabor, pero si se puede hacer.

Aunque lo más óptimo es hacerlo realizando un remojo de las hierbas por una semana para disminuir el mal sabor.

Para hacer mantequilla o aceite

Una vez vaporizadas tus hierbas, estas estarán en el estado perfecto para elaborar mantequilla o aceite de marihuana.

Ya que los cannabinoides se encuentran activos y el cannabis puede aportar sus efectos característicos.

Al momento de preparar la mantequilla, lo ideal es hacerlo con una que tenga un alto contenido de grasa para no a merced de ningún efecto nocivo.

Para elaborar cápsulas

Luego de procesar las hierbas para hacer el aceite, tienes la oportunidad de introducir este contenido en cápsulas para una dosis constante.

También puedes grindarlas para obtener el polvo y combinarlo con gel.

No olvides que debes tener el estómago lleno antes de consumir una cápsula, así evitarás cualquier malestar.

Como complemento para las comidas y bebidas

Ahora, si vas a tomar una deliciosa bebida o comer algún alimento ya sea dulce o salado, puedes incluir las hierbas grindadas para un mejor consumo.

Eso sí, la marihuana es una hierba fuerte de sabor, así que lo más óptimo es que lo hagas con alimentos fuertes para reducir la intensidad al máximo.

Si empiezas a presentar malestar por el consumo de la hierba en esta forma, puedes mejorar tu estado con alimentos grasosos, beber una buena cantidad de agua y recostarte hasta que pase el efecto.

Para hacer cremas caseras

Puedes combinar el cannabis con algún aceite de tu gusto para crear una crema y tratar las partes de tu cuerpo que presenten un problema.

A este método le puedes sacar un gran provecha porque los productos con cannabis son muy costosos y difíciles de conseguir.

Tintura de marihuana vaporizada

Otra buena alternativa disfrutar la marihuana vaporizada al máximo sería realizando una tintura de la misma con alcohol.

Es un procedimiento bastante sencillo que puedes hacer en casa, luego, esta sustancia la podrás usar en ciertos alimentos y bebidas.

¿Cuánta marihuana consumir?

Depende de la persona, lo recomendable es que antes de hacerlo no fumes nada y peses las hierbas.

Empieza con una cantidad mínima y ve estudiando su efecto en tu organismo, si es leve aumenta el consumo hasta que encuentres el tope ideal.

De este modo evitas pasar un mal rato, los efectos de la hierba pueden durar hasta 5 horas y se nota al par de horas de su consumo.